Blogia
Realidad y derechos humanos

Primera victoria de la Corte Penal Internacional (CPI): El caso Lubanga

Primera victoria de la Corte Penal Internacional (CPI): El caso Lubanga

La Corte Penal Internacional (CPI) condeno al jefe de la milicia congolés y criminal de guerra, Thomas Lubanga Dyilo a 14 años de prisión por haber reclutado y utilizado a niños soldados en la Republica democrática del Congo (RdC), según informa la cadena de televisión Al Jazeera.

Esta es la primera decisión judicial de la CPI después de que entrara en funciones hace casi diez años. Lubanga había sido declarado culpable en marzo del 2012 por haber enrolado a niños en el seno de su ejército rebelde entre el año 2002 y el 2003, durante el conflicto étnico que remeció a la región de Ituri, en el noreste de la RdC. Dicho conflicto que empezó en 1999 y culmino en el 2003 opuso a la Unión de patriotas congoleses (UPC) de Lubanga y a las milicias de la etnia Lendu entre las cuales servían la Armada popular congolesa (APC) y la Fuerza de resistencia patriótica de Ituri (FRPI). En consecuencia de esta guerra, murieron cerca de sesenta mil personas sin que se tenga certitud sobre el número real de victimas.

Lubanga, de 51 años, fundador de la UPC y comandante en jefe de su propia organización militar (otro movimiento llamado Fuerzas patrióticas para la liberación del Congo –FPLC) niega haber capturado a niños y haberlos forzado a cometer atrocidades en la región del noreste de la RdC. Más bien pretende que como autoproclamado “jefe de guerra” nunca aceptó o toleró que tales sucesos tengan lugar dentro de sus filas.

La Corte Internacional Penal tomo en cuenta su “buena conducta” durante el proceso

Durante el proceso que se llevó contra Lubanga, los fiscales expusieron que los niños eran obligados a formarse para pelear durante la guerra, mientras que las niñas se veían forzadas a servir como esclavas sexuales.

El fiscal general, Luis Moreno-Ocampo hubiera querido que Lubanga (quien esta detenido en La Haya desde el 2006) sea condenado a 30 años de privación de libertad “en nombre de cada niño enrolado […vale la pena recordar] que esos niños tenían la orden de matar o violar. Es la educación que Lubanga les brindó” denuncio Moreno-Ocampo a la cadena BBC.

Sin embargo, dicho pedido de 30 años fue aminorado a una pena de 14 años, según el presidente de la CPI, Adrian Fulford, en razón de la buena conducta del acusado y de diversos errores de Moreno-Ocampo (el cual fue suplantado por el ex ministro de justicia gambiano Fatou Bensouda).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres