Blogia
Realidad y derechos humanos

Libertad de prensa

No hay verdadera libertad sin igualdad: el caso de la libertad de expresion en Occidente

No hay verdadera libertad sin igualdad: el caso de la libertad de expresion en Occidente

El filosofo americano Noam Chomsky decia en la época de la Guerra Fria que el sabia porque en la Union Soviética todos los diarios decian lo mismo, pero que no entendia porque en los Estados Unidos todos los diarios decian casi lo mismo. Justamente alli esta el problema de la informacion en nuestro sistema moderno ya que la supuesta libertad de expresion la hemos interiorizado tanto como algo adquirido por nuestra societad occidental, que no somos capaces de darnos cuenta de las violaciones que el propio sistema comete contra nuestro derecho a saber la verdad.

 

Asi, es de conocimiento comun que la informacion que nos llega pasa por un filtro tambien llamada, linea editorial, que si es de izquierda, derecha, catolica, judia o feminista van a cambiar completamente una informacion para dirigir nuestro pensamiento en favor de su causa. También, es dificil negar el hecho de que para poder expresarse con efectividad en nuestra sociedad globalizada y mercantilizada es necesario disponer de una gran cantidad de dinero (en otras palabras: ser rico) ya que no se puede tener un espacio en el periodico o publicar un libro si no se tiene dinero para pagar la edicion de estos... Como diria el profesor aleman Franz Hinkelammert, “la libertad de prensa se ha tragado a la liberdad de expresion”. Ahora bien, los detractores de ésta posicion diran que no hace falta de dinero para expresarse ya que muchos autores o periodistas publican sus pensamientos sin necesidad de ser ricos... Pero este argumento muestra justamente la otra discriminacion del sistema de expresion en el que vivimos, ya que las personas que pueden expresarse en este ejemplo son solamente las personas con una cierta edad, y en ese sentido al escritor o al politologo que tenga 30 anos ya se le considera joven. Por ello, pienso que la encrucijada de la libertad de expresion en nuestro sistema beneficia solo a los viejos y a los ricos, en el poer de los casos a los que acumulan estas dos condiciones.

 

Entonces, de que vale la libertad si no existe la igualdad entre la personas?

 

En ese sentido, y viendolo desde otro angulo, las muy famosas libertades (de expresion, de declarar y de no declarar, etc.) no sirven de nada en el caso de los prisioneros de guerra, de los opositores politicos detenidos, en el caso de Guantanamo o incluso mas cerca de cualquiera de nosotros, en el caso de una detencion simple por parte de la policia. Asi, es cierto que muchos principios existen en la Constitucion (de la  gran mayoria de los paises del Mundo) y en los tratados internacionales de derechos civiles y politicos, pero existen tantas excepciones que esas libertades parecen no existir. A esto se anade el hecho que muchas personas sufren de persecucion en muchos paises ya sea deteniendolos, matandolos (es el caso de Anna Politovskaya en Rusia) o segregandolos y marginalizandolos (diciendo que son terroristas, subversivos, extremistas o simples locos). Desgraciadamente, las liberdades no son nada sin la igualdad entre los que las ejercen.

 

De hecho, el problema de la informacion y de la falta de libertad en Occidente ha aumentado sin que ni siquiera nos demos cuenta, ya que ahora no disponemos de privacidad con tantos nuevos productos de tecnologia que las empresas tratan de vendernos de regalarnos. Ese es el ejemplo del e-mail, de google, de facebook, de mastercard, de los archivos de informacion en los que entramos cada dia, etc. Asi, no solamente es posible que alguna persona conocedora de la informatica sepa donde me encuentro rastreando mis llamadas de telefono, viendo mis gastos pagados por tarjeta, accediendo a mi imagen y a mi vida a través del internet... por ello la unica solucion posible es no participar de tal sistema, pero el problema es que en ese caso no seriamos considerados como “modernos” y el resto de la sociedad puede discriminarnos (aunque los que nos discriminarian digan que somos nosotros quienes nos apartamos solos de la sociedad). La realidad es que si nuestra eleccion de vida es vivir sin e-mail y sin telefono hoy es muy dificil poder conseguir un empleo, tener una vida social activa donde el msm o el skype son la base de las relaciones amicales modernas.

 

Hasta la proxima

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿Paz para los medios de comunicación durante el Gobierno de Alan Garcia?

¿Paz para los medios de comunicación durante el Gobierno de Alan Garcia? 12.04.2007 (RSF)

Desde el comienzo del año, las organizaciones profesionales y de defensa de la libertad de prensa en Perú han contabilizado cincuenta casos de agresiones o amenazas a medios de comunicación (cf. comunicado del 22 de febrero de 2007). Por ello, Reporteros sin Fronteras hace un llamamiento solemne al gobierno para que ponga en marcha un seguimiento de este tipo de casos;

“Con un asesinato y medio centenar casos de agresiones o amenazas desde el comienzo del año -de los que más de la mitad se han producido en el mes de marzo-, Perú presenta uno de los peores balances del continente en materia de libertad de prensa. ¿El país estaría a punto de unirse a Colombia o México en el ranking de los Estados más peligrosos para los periodistas? Todo parece indicarlo, y con frecuencia la implicación de los cargos políticos locales en esos ataques a los medios de comunicación frena la actuación judicial. Hacemos un llamamiento solemne al gobierno para que cree un dispositivo de seguimiento de los atentados a la libertad de prensa, cuya proporción resulta alarmante”, ha declarado Reporteros sin Fronterasen en su página web.

Hechos de hostilidad por parte de los cocaleros

El 7 de marzo de 2007, Roberto Gálvez, de la agencia de prensa Inforegión, y el camarógrafo Nicolás Álvarez, fueron amenazados de muerte por Diógenes Niño, dirigente de un grupo de cultivadores de coca (cocaleros) en Huanuco (Centro), quien también amenazó al periodista independiente Miguel Campos y al corresponsal del diario Correo, Sergio Madueño. El dirigente cocalero reprochó a los periodistas la cobertura que hicieron de un movimiento de protesta de los cultivadores de coca.

El 10 de marzo, un grupo de productores de coca, que protestaba desde el 8 de marzo por la erradicación de sus cultivos, agredió en Tocache (Noroeste) a Julio Aguirre Domínguez, de la emisora Radio Concierto. Una de las piedras lanzadas por los manifestantes impactó en su cámara, y destruyó la cinta de vídeo. Al día siguiente, el mismo grupo golpeó en la cara y las piernas a Peter Donato, de Radio Emanuelle, y luego le quitaron de las manos el dictáfono y la cámara fotográfica.

El 27 de marzo, otros periodistas de Tocache declararon haber recibido repetidas amenazas de muerte desde el 16 de marzo, por los mismos motivos. Dos presentadores de Radio Emanuelle, Daniel Grandez y Abel Gonzáles, fueron “advertidos” en sus teléfonos móviles, por criticar la violencia del movimiento cocalero. Al propietario de la emisora, José Reátegui, le conminaron bajo amenaza de muerte el 23 de marzo a suspender el programa de Abel Gonzáles. Pocos días después, Daniel Grandez fue informado de que existían proyectos para asesinarle, así como a sus colegas José Saldaña, de Radio Libertad, Wagner Ruiz, de Radio San Juan, Ketty Varela Ruiz, de Radio Marginal y Abel Gonzáles, todos ellos considerados “enemigos de los cocaleros”.

La libertad de prensa para algunos apristas

En 9 de marzo en Lima, Antonio Vásquez y Marcos Sifuentes, del canal de televisión Frecuencia latina, estaban a punto de grabar el discurso de Carlos Arana, director del programa nacional “Agua para todos”, cuando les agredieron unos militantes del Partido aprista (en el poder). A Antonio Vásquez se lo llevaron a la fuerza a un local del partido, donde le sometieron a un interrogatorio de treinta minutos. Los militantes exigieron que les entregara sus grabaciones. Marcos Sifuentes consiguió grabar con cámara oculta. A la salida de la reunión le siguieron seis individuos, que después le dieron una paliza. El periodista consiguió escapar gracias a que acudió a buscarle un chofer de Frecuencia latina.

El 10 de marzo, Edwin Gómez, colaborador del diario La Calle y de Radio Wari, fue agredido en una reunión pública por Yuri Revollar, secretario general de un sindicato de enseñanza en Ayacucho (Sur). El periodista quería fotografiar al dirigente sindical, quien le golpeó y estropeó su cámara.

El 22 de marzo, Michael Ortiz Munares, funcionario del municipio de Andahuaylas (Sur), llamó a la población a destruir la antena de transmisión de Radio Panorama, y a expulsar de la ciudad a tres periodistas de la emisora: Ronald Ripa, Mario Espinoza y Niño Gonzáles, quienes habían abierto los micrófonos a los oyentes, que dieron su opinión sobre el aumento de los sueldos de los políticos, y sus funcionarios. A Ronald Ripa le amenazó de nuevo, el 27 de marzo, el alcalde de Andahuaylas, Manuel Molina Quintana, en el transcurso de una conferencia de prensa.

Finalmente, el 22 de marzo, dos individuos que iban en una moto lanzaron una bomba lacrimógena a la casa del periodista municipal Hermes Rivera, en Cajaruro (Noreste). El periodista ha manifestado que desde el 18 de marzo está recibiendo SMS intimidatorios en su teléfono móvil, en los que le ordenan que deje de investigar el asesinato de su colega Miguel Pérez Julca, de Radio Éxitos, ocurrido el 16 de marzo en Jaén (Noroeste) (cf. comunicado del 10 de abril de 2007).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres